Ya sea porque llegues tarde a una reunión o porque tengas una cita importante, sabemos lo frustrante que puede ser quedarse atrapado en un tren con retraso. Por eso, muchas de las operadoras de tren con las que trabajamos pueden ofrecerte una compensación si tu tren se demora más de 30 minutos.


Si el retraso se debió a una interrupción planificada, al uso de un horario de emergencia, o su causa escapa al control de la industria ferroviaria, desafortunadamente la contraprestación no está garantizada. Sin embargo, cada compañía puede tener una política diferente de indemnización, así que lo mejor es consultarlo directamente con ellos.


Comprueba en la siguiente tabla el tipo de compensación que puedes reclamar.